Pisos Laminados. La Guía Definitiva Con Todo Lo Que Debes Saber

Hola, aquí amo de casa con más consejos sobre la vida en el hogar. El día de hoy hablaremos sobre los pisos laminados.

Sí,  vamos a hablar de esa “reciente”  e interesante opción para el recubrimiento de los suelos, que al día de hoy está tomando bastante protagonismo en los hogares alrededor del mundo.

Como de seguro has visto, muchas personas actualmente están optando por esta alternativa, y su nivel de preferencia ha llegado a tal punto que en ciertos países esta clase de pisos es más utilizada que los tradicionales pisos de madera natural, que han sido utilizados a lo largo de muchos años.

Artículo recomendado: Cocinas modernas, información, apuntes, fotos y los mejores tips 

pisos laminados

¿Qué Son Los Pisos Laminados?

Los pisos laminados son una opción perfecta para recubrir el suelo teniendo en cuenta su amplia gama de ventajas, sobre las cuales profundizaremos más adelante. Es importante enfatizar en que estos pisos resultan ser una gran alternativa en la actualidad, debido a que son un elemento decorativo bastante agradable a la vista, y su costo es notoriamente más bajo que otras opciones del mercado.

La elegancia, seguridad y comodidad que proporcionan los suelos laminados son factores que influyen de gran forma en la decisión de compra de quienes optan por adquirirlos.

Un piso laminado de madera cuenta con una excelente composición que permite una limpieza sencilla y rápida junto con un comportamiento bastante eficiente a la hora de enfrentar quemaduras con cigarrillo o productos abrasivos. Del mismo modo, es bastante resistente a los golpes lo que es particularmente útil cuando vives en una casa con niños o mascotas.

¿Qué Beneficios Te Dan Los Pisos Laminados de Madera?

Para empezar, los suelos laminados te permiten ahorrar dinero, ya que tanto los materiales que lo componen como su instalación resultan ser más económicos en relación con otras opciones que puedes encontrar en el mercado, como los pisos vinílicos sobre los cuales hablaremos en un momento, o de otras opciones en madera tales como el parqué.

La razón detrás de todo esto es que en el proceso de fabricación de los pisos laminados se utilizan materiales derivados de la madera natural, pero que a pesar de ello son menos costosos. Así mismo, esto se debe a que instalar o colocar pisos laminados es en realidad un proceso bastante sencillo y notablemente rápido.

Al respecto de este último punto, es decir, de la instalación de los pisos, vale mencionar que incluso si no deseas contratar un profesional para hacerlo, podrías llevarla a cabo tú misma o tú mismo en tu casa, naturalmente siguiendo las instrucciones pertinentes para que todo resulte bien.

Adicional a estas ventajas, resulta imprescindible mencionar que una de las razones que deben llevar a comprar un piso de madera laminada es la enorme facilidad para mantenerlos en buen estado y para la limpieza de los mismos.

Generalmente solo vas a necesitar una aspiradora y quizás un producto específico para pisos laminados, ya que estos ayudan a realizar una limpieza más a fondo y así mismo te permiten asegurar su correcta longevidad.

No dejes de ver: Cómo hacer cortinas para cocina y no morir en el intento

NOTA: Aunque para algunos pueda sonar quizás gracioso, es importante recordar que por ningún motivo debes utilizar lijas, ceras o selladores en las maderas laminadas pues el proceso de limpieza y mantenimiento difiere mucho del que se utiliza para las maderas naturales.

Siguiendo con el tema que estamos desarrollando, es decir los beneficios que puedes obtener al utilizar pisos laminados de madera, debemos decir que son increíblemente resistentes, aún aquellos que han sido diseñados para soportar un tráfico residencial.

Por lo general, todos los pisos de este tipo soportan pruebas bastante  exigentes como golpes directos con objetos contundentes o ralladuras producto de arrastrar muebles (una conducta más que común en casi todos los hogares del mundo).

Aún así, vale la pena puntualizar en aquellas clases de suelo laminado que presentan una resistencia notablemente superior a otras.

En el mercado encontrarás diversas clases de pisos, que generalmente están identificadas por un par de letras y un número, los cuales nos dan una idea de su capacidad de resistencia. Esta clasificación se da de acuerdo con la normatividad europea.

Los pisos más débiles se identifican con el código AC-1, y a su vez, los más fuertes con el código AC-6. Entre ellos encontrarás varios de distinta capacidad.

Por lo regular, en una residencia normal se utiliza un piso laminado AC-4, es suficiente para soportar el tráfico habitual de una vivienda.

¿Cómo Instalar Mi Piso Laminado?

Bueno, ha llegado un momento que probablemente estabas esperando desde que entraste a este artículo.

Llegó el momento de hablar sobre la instalación de los pisos laminados de madera. Para comenzar, vamos a ver rápidamente algunos detalles técnicos muy sencillos sobre la composición de estos pisos.

pisos vinilicos

Los componentes de un piso laminado son los siguientes:

  • Una cubierta que resiste la abrasión, la cual está hecha de resina melamina.
  • Una cubierta con vetas impresas
  • Panel de soporte HDF comprimido
  • Una superficie que repele ciertos niveles de humedad

Adicional a esta composición, puedes encontrar las siguientes capas en un piso laminado:

  1. Una capa de diseño con resinas. En esta se encuentran impresos ciertos patrones que simulan o imiten la madera, la piedra y otros elementos.
  2. Una capa transparente superficial que se encarga de la protección ante ralladuras y abrasión.
  3. Una capa de soporte elaborada con tableros HDF la cual tiene por función el soporte y la resistencia a la humedad.
  4. Una capa de “contratracción” elaborada con melamina que a su vez incluye resinas, las cuales provocan que cada uno de los paneles tenga una correcta estabilidad.

Habiendo dejado este punto claro, podemos continuar.

Para comenzar con la instalación del piso laminado debes contar con los siguientes materiales: Serrucho, cierra eléctrica, escuadra, tensión strap, huincha métrica, marcador, lápiz, pegamento, martillo, tijeras.

Vale puntualizar que tú puedes instalar tu piso laminado sobre un piso existente siempre que este sea completamente sólido y parejo.

La razón es que la capa aislante estará encargada de cubrir o solventar las irregularidades que se presenten y del mismo modo va a absorber o amortiguar los pasos posibilitando que el piso no produzca ruido alguno.

Si decides hacer la instalación sobre un piso ya instalado, es importante que verifiques si las puertas cierran correctamente.

En caso de que tu plan sea cubrir de forma completa una habitación o sección de tu hogar, debes mantener una distancia de 1/4″ el cual propicie la correcta contracción y expansión. Sin embargo, los espacios sobrantes los podrás ocultar utilizando molduras.

Instalación para el aislamiento

  • Para empezar, debes medir el área de toda la superficie en la que se instalará el piso laminado y agregar a dicha medida un 10%.
  • Retira cualquiera tipo de moldura y puerta dentro del área.
  • Recuerda que cada tableta del piso necesitará un espacio propicio para encajar en los marcos de las puertas. En este sentido, debes ubicar el aislamiento junto a una tableta para determinar cuál es el espacio necesario; utilizando el serrucho corta la cantidad necesaria en cada uno de los marcos.
  • Es momento de instalar el aislamiento. Es preciso asegurarte de unir las tiras del aislamiento con una cinta adhesiva para que la mismas no presenten movimientos ni exista una sobreposición entre ellas. Utilizando los espaciadores, debes crear un espacio que se ubique entre las murallas y la capa de aislamiento.
  • El aislamiento no sólo eliminará el ruido en los pisos laminados, sino que también lo hace mucho más suave, característica que se hace notoria al momento de caminar sobre él.

Pisos Laminados VS Pisos Vinílicos

A lo largo de este artículo explicativo hemos dejado en claro los diversos beneficios que recibirás si decides comprar madera laminada para tu piso, así que se hace prudente que destinemos el espacio que nos queda  para hablar acerca de los pisos o suelos vinílicos que también ocupan un segmento bastante importante del mercado de la decoración y las remodelaciones.

Los pisos de vinilo que puedes encontrar en el mercado, ofrecen diversos estampados y hay que reconocerlo, imitan bastante bien los diseños de un piso de madera natural.

Es un piso que se caracteriza por ser término y ofrecer una buena resistencia y durabilidad, lo que a decir verdad puede animarnos mucho a elegirlo a la hora de remodelar nuestra casa.

Quizás te interese: Cómo decorar una casa pequeña y hacer que se vea espectacular

Aspectos positivos del piso vinílico

Al igual que con los pisos laminados, su instalación es bastante sencilla, solamente debes aplicar el pegamento sobre una superficie que esté limpia y nivelada y puedes empezar con la colocación.

De hecho, si buscas bien quizás encuentres pisos de vinilo autoadhesivos los cuales facilitan aún más el trabajo de instalación.

Puedes instalar un piso vinílico sobre granito, mármol, cerámica, o PVC.

Con respecto a la duración de este piso, se ha encontrado que mientras sea de una muy buena calidad y se le mantenga en condiciones óptimas puede durar incluso 40 años sin necesitar una modificación drástica.

Así que ya lo tienes, si estás pensando instalar pisos laminados en tu vivienda o negocio, utiliza este artículo como guía y de seguro no vas a tener problemas.

No olvides compartir este artículo con tus amigos en las redes sociales 🙂

Leíste este artículo gracias a:

Amo de Casa

Hola! ¿No sabes quién soy? Soy Amo de Casa y estoy muy feliz por tu visita. Aquí encontrarás muchos consejos sobre ideas de decoración de interiores, reparaciones, y mucha más información de gran utilidad para tu hogar!

Leave a Comment